¿Por qué celebramos las despedidas de soltera en Sevilla?

Seguro que todavía no sabes por qué se celebran las despedidas de soltera en Sevilla. Nosotros te lo contamos a continuación.

Como en cualquier despedida de soltera en Sevilla, hay que dejar de pensar por un tiempo en el elegante vestido de novia o en el look sorprendente que lucirán las amigas sacándole el inmenso potencial a su perfección henchidas en un impecable vestido de celebración. A pocos meses del "sí, quiero", ¡toca preocuparse por la despedida de soltera!

Desde siempre han constado despedidas de soltera en Sevilla, pero las que se celebran hoy en día son diferentes a las que se festejaban en otras épocas. Origen dudoso. Los historiadores afirman que las despedidas de soltero tienen su origen en la antigüedad. Algunos, las asocian a celebraciones griegas báquicas o a ritos de fecundidad de Mesopotamia, otros a hábitos de Esparta o a una pasional historia que sucedió en Alemania durante la Edad Media. Lo cierto es que es dificultoso saber su origen correcto.

En honor del Dios Baco

La primera hipótesis sitúa su comienzo en las antiguas festividades griegas báquicas, que se llevaban a cabo en honor del dios del vino. Efectuadas en su mayoría por varones festejaban el final de la producción del vino con una peregrinación hasta el Templo de Baco en el que se simbolizaba el misterio de la boda del dios con la joven Koré.

Equinoccio de primavera

La segunda creencia las relaciona con la fiesta de la fecundación mesopotámica durante el equinoccio de primavera. Durante 12 días se acaecían festejos varoniles que culminaban con el casamiento sacro entre el rey y una sacerdotisa. También en Esparta se celebraban algo similar a despedidas de soltera, en la que el prometido decía adiós a su soltería y prometía fidelidad a sus amistades, de los que nunca se alejaría.

¿Y hoy en día?

Las despedidas de soltera en Sevilla han avanzado con el paso del tiempo. En la actualidad es una celebración para quedar con los amigos y festejar una nueva época en la vida. Hasta hace escasamente cincuenta años se centraba solo en salir con las amistades, asistir a alguna fiesta subida de tono e incluso lanzar alguna cana al aire. En los últimos 10 años todo se ha transformado, porque las despedidas no se imaginan únicamente como esa última noche de fiesta, esa última oportunidad de pasarlo genial. Se trata de reunirse y disfrutar con los amigos del fin de la soltería.